Envío gratuito a partir de 70 € - Envíos a Península 24H

Comedor social Santa Ana

Cuando empezamos el proyecto, y pensamos en realizar las donaciones, decidimos que antes de arreglar el mundo, primero arreglaríamos nuestra casa, y como somos de Barcelona, decidimos cooperar en Santa Ana, una parroquia referente, justo al lado de las famosísimas Ramblas.

Santa Ana en 2017 decidió abrir sus puertas, debido a que en ese invierno fue muy frío y los sin techo se estaban congelando. Nosotros la conocimos debido a la repercusión que tuvo en su momento, y además algunos miembros del equipo de Lift fuimos a cooperar. Por tanto, nuestra relación con la parroquia es estrecha y ahora, que hemos conseguido avanzar en el proyecto, hemos tenido muy claro que les teníamos que devolver todo aquello que ellos nos han estado enseñando estos años con su ejemplo.

Os dejamos un link donde explica un poco los inicios de este comedor social de la iglesia de Santa Ana. 

El objetivo ha sido comprar comida para algunos días para todos aquellos que se acercasen a desayunar a la parroquia. El viernes 6 de marzo nuestros becarios Javi y Nuria se encargaron de comprar todo lo necesario para distribuir muy prontito al día siguiente.

Día de la acción, sábado 7 de mayo 6:30 AM, Javi me pasa a recoger, llegamos al parking al lado de la jefatura de Via Laietana, salimos del parking con los cajas enormes, y en un trayecto de 300m tenemos que parar unas cuantas veces, el desayuno rebosaba las cajas.

A las 7:30 llegamos y nos encontramos con Guillem en la puerta, nos pusimos rápidamente a preparar el desayuno de ese día con los voluntarios ya presentes. Es increíble descubrir cómo hay gente que decide dedicar su tiempo y pegarse unos madrugones importantes los sábados para atender a todas estas personas que buscan algo que llevarse a la boca. 

Después de preparar el desayuno, estuvimos compartiendo historietas con las personas que venían y se quedaban a desayunar. Un duro choque con la realidad, un momento en el que te das cuenta de lo bien que te va todo, y de lo poco agradecido y quejica que somos.

Finalmente sobre las 12 nos despedimos de nuestros nuevos amigos, habiendo vivido una experiencia muy enriquecedora, que en un inicio daba pereza, pero que al final, solo podías dar gracias.

Y esto no hubiera sido posible, sin toda la gente que ha confiado en nosotros y se ha vestido a la moda. Además ha hecho posible la compra de comida por 140€. Y aunque no sea mucho, esto solo acaba de empezar!

¡GRACIAS PORQUE SIN VOSOTROS NO HUBIERA SIDO POSIBLE!

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados